-ES LA ETERNA JUVENTUD-

22 may. 2010

En realidad,me gustaría saber que piensas de mí.





Algunos días después, no sé cuántos. Ese dolor que experimentas, que no consigues entender de dónde puede llegar, que no te da explicaciones, que te hunde como una gran ola que no habías visto, que te ha cogido por sorpresa, que te revuelca, te quita la respiracion, te hace rodar sobre la arena mojada, sobre esos pasos que te parecian tan ciertos en tu vida. Y en cambio no. No lo son. Ya no. Hace dias que paso por delante de su portal. Hace dias que le veo salir de distintas formas. De la unica forma como es ella. Guapa. Guapísima. Desordenada, confusa, elegante, con el pelo recogido, con el pelo suelto,lacio, loco, rebelde. Con dos trenzas, con un vestido de flores, con un peto medio caido, con un traje de chaqueta perfecto, con una camisa azul y con el cuello levantado y una falda negra debajo. Con unos vaqueros claros, con unos shorts, con unos pantalones rotos con costuras, que destacan,que se hacen notar.La moda.Los accesorios. Los colores.La fantasia debe reinventarse a diario.Así, tal como es ella.sale siempre de ese mismo portal y siempre de manera distinta. Pero he visto algo que siempre es igual: sus ojos, su cara. Arrastran las señales lejanas de un disgusto vivido.Como un sueño precioso interrumpido por una persiana subida con demasiada furia.

16 may. 2010

Kids With Guns


De manera, que sin prisas, empieza a hablar...

-No soy feliz. Un río en crecida parece salirse de su cauce, inunda la tierra que lo rodea, se expande y lo ocupa todo tras haberse liberado. Arrastra a todo y a todos. E incluso puede hacer daño. Pero él continúa, libre e incontenible, verdadero y sincero. Doloroso.-. Hace mucho tiempo que no soy feliz.


En mi sueño de hoy, se han juntado todos mis miedos y mis penas, y me he levantado llorando, por eso ahora estoy triste

14 may. 2010

STYLO

8 may. 2010

Yo soy de la otra liga.




Jamás, nadie, nunca, no.
Coge tu caballo y quítale los anteojos, sal por el campo a dar una vuelta y el disfrutará más que tú de las gotas de la niebla matutina que siguen zambulléndose al vacío desde la infinidad de hojas.
Mejor no, igual ves cosas que no te gustan y a ti te asusta lo desconocido. Mejor dejar al caballo en el establo y únicamente utilizarlo como trofeo ante las visitas. Ocurre que las visitas cada vez son menos interesantes, y más espaciadas en el tiempo debido al mal tiempo, y tu caballo se aburre sin poder relinchar para exhibir su casta.
Entonces un día decides comprar unos anteojos de segunda mano, y ver que tal funciona la cosa. Te siguen asustando muchas cosas de fuera del establo, pero sabes que el caballo jamás las verá si no quieres que lo haga. Le colocas un anillo de oro a la vista pero lejos de su alcance, y el caballo siempre irá a por su objetivo sin detenerse a admirar todo lo que deja atrás por tu culpa. Tu también tienes objetivos, y para no confundir al caballo actuarás exactamente de la misma forma, y aunque puede que los logres ni disfrutaste del camino ni disfrutarás con ellos.